Notas de la cárcel: diciembre de 1962

Diciembre, 1962

La boca, al igual que la prisión, contiene cosas vivas cuando está cerrada.

Una historia en dos partes: en la primera, la gente entra y hace lo que tenga que hacer. Sus acciones son extrañas, espontáneas, aleatorias, fútiles. En la segunda parte, esa misma gente se comporta de manera sensata, una interpretación de su comportamiento previo, o de las leyes que han gobernado sobre todas esas acciones que parecían aleatorias, fútiles o fortuitas.

Existe una ley que lo gobierna todo, pero no lo sabemos. De nuevo, el tema de la coacción, de un poder externo al hombre. ¿La ley de la probabilidad?

El teatro épico de Brecht.

Qué poco sé.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s